Restaurando y transformando zapatillas. 👡👡👡

Hace varios años tomé “prestadas” 😜 a mi madre, unas zapatillas de estar por casa japonesas de finales de los 80´s (investigando un poco he descubierto que en realidad son de los años 50), son de esas cosas que tienes pensado arreglar pero nunca haces, así que, consideré que ahora era el momento, además aprovecharía para estrenarlas en el Regency Ball Sevilla y creo que me han quedado perfectas para el evento.

A continuación, fotografías de los pasos que seguí con una breve descripción. Espero que os encante y que os inspire a restaurar algún zapato al que tengáis cariño 😊.

Materiales necesarios:

– Hilos de los colores elegidos.
– Tejido que combine con las zapatillas, en mi caso elegí cinta de terciopelo, que se manipula mejor que este tejido.
– Cintas de distinto tamaño para hacer trabillas y demás.
– Retor y bies del mismo color.
– Guata.
– Goma para suela de zapatos, yo la conseguí en un zapatero local.
-Pegamento de contacto.
– Papel y lápiz.
– Demás artículos de costura.

 

 

 

1º Paso: lavar las zapatillas a mano con cuidado de que no se desformen.

2º Paso: Coser los rotos o descosidos. En mi caso tenia el talón descosido, aproveché para hacer un nuevo punto de escapulario por encima del que había, cerrando así el descosido y reforzando el resto.

 

 

3º Paso: Repasar la zapatilla al rededor para sacar el patrón de la suela.

4º Paso: Comprobar que sea correcto el patrón de la suela y a partir de este sacar el patrón de la plantilla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5º Paso: Colocar la tela del talón con alfileres hasta tener la forma deseada. En mi caso corté 4 cintas iguales dos para cada pie (Tejido exterior y forrro)

 

6º Paso: Cerramos las pinzas del talón, sujetamos la trabilla que cae justo en el centro del talón y cosemos del revés el tejido exterior al forro. Después sujetamos con un pespunte al forro las demás trabillas.

 

7º Paso: cosemos a máquina los laterales de la pieza resultante a la puntera por la parte delantera. Después sujetamos la parte de abajo a la zapatilla con alfileres y unimos ambas partes a mano.

 

 

8º Paso: Sujetar con unas puntadas a mano la parte de arriba de las trabillas y añadir otra trabilla al delantero.

 

9º Paso: Marcar en la parte interior de la goma, el patrón de la suela y dibujar también dos pequeños tacones, para que la zapatilla no quede tan plana. Recortar las piezas y pegarlas con pegamento de contacto, en primer lugar el tacón a la suela y después la suela a la zapatilla. Para este último paso aplicaremos la cola en la dos superficies que vamos a pegar y esperamos 15 min, después juntamos las partes presionando con fuerza, en este paso hay que ser preciso porque una vez que juntamos las dos partes dadas con el pegamento es muy difícil despegarlas. Tras este paso lo recomendable es dejar secar el pegamento durante 24 horas. Pero podemos seguir con el paso 10º.

 

10º Paso: cortamos 4 piezas de plantilla en retor (2 x plantilla) y otras dos en guata (1 x plantilla). Después colocamos dos de las piezas de retor, a cada lado de una de guata y lo sujetamos con alfileres para finalmente pespuntear a máquina obteniendo el resultado de la imagen. Por último rematamos las plantillas resultantes con un bies al rededor.

11ºPaso: Una vez pasadas 24 horas, y secas las suelas de las zapatillas, ponemos las plantillas en su sitio (yo he preferido no pegarlas, así puedo lavarlas cuando quiera) y trenzamos la cinta pasándola por las trabillas y a bailar todo lo que podamos con ellas!!! 😍.

 

No Comments

Leave a reply

error: Contenido protegido